Mito de la Caja de Pandora

Mito de la Caja de Pandora

La separación de Hombres y Dioses es de lo que trata el mito de la caja de Pandora, se dio a causa del incidente de Mecona, cuando el mortal Prometeo engañó a los Dioses, para que en los sacrificios, solo se les otorgaran los huesos, pudiendo así aprovechar para sí mismos la carne y las vísceras. Es treta, no fue bien recibida por Zeus, quien en castigo negó el fuego a los hombres, sin embargo, Prometeo, hurtándolo, se las arregló para traerlo de vuelta.

Zeus hundido en cólera, ordenó a Hefesto que moldeara una bella mujer en arcilla, tan bella como un inmortal, y le diera vida. Pero, mientras que a Afrodita y Atenea les mandó otorgarle gracia, sensualidad, dominio de telar y adornarla, a Hermes le encargó sembrar en su ánimo mentiras, seducción y un carácter inconstante. Creando así un “bello mal”, que los hombres no podían negarse a recibir, aceptando junto a él, un sin número de desgracias.

A esta imagen, se le llamó Pandora; la primera de las mujeres. Quien fue dada a Epimeteo (hermano de Prometeo). Prometeo instruyó a Pandora para no recibir ningún regalo de Zeus, sin embargo, ignorando todas estas advertencias, aceptó de él un misterioso pithos (jarra o ánfora, hoy conocida como “Caja de Pandora“) como regalo de bodas. Haciendo caso omiso de las instrucciones escritas de no abrir, movida por su curiosidad, decidió destaparla, la jarra contenía todos los bienes otorgados a la humanidad, y en el momento que se vieron libres, volaron de vuelta con los dioses, sustrayéndose de la vida de los hombres, que en adelante solo vivieron afligidos por males. Lo único que pudieron conservar fue aquel que permaneció en el fondo: Elpis, el espíritu de la esperanza.

Los hombres habían vivido hasta entonces libres de fatigas y enfermedades, pero Pandora abrió el ánfora y al igual que la Eva Bíblica, traía la desgracia a la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *