El sendero del terror

El sendero del terror

Braulio iba conduciendo a baja velocidad, pues había comenzado a llover copiosamente. Su preocupación estribaba en que sus neumáticos estaban un poco gastados y quizás si no tomaba las precauciones suficientes, podía provocar o peor aún, sufrir un accidente fatal.

Desgraciadamente eso fue lo que pasó, tras pasar una curva, se pudo escuchar un sonido similar al que hace un gato cuando es arrollado. Aunque oyó claramente ese chillido, el hombre hizo como que nada había sucedido y prosiguió su camino.

Mas no por mucho tiempo, pues al cabo de unos cuantos metros una mujer saltó por entre los árboles impidiéndole el paso.

– ¡Usted mató a mi hija! Repetía en forma descontrolada.

Sobresaltado Braulio bajó del auto y trato de entender lo que decía aquella dama.

– ¿De qué está hablando? Dijo él.

– Homicida, la atropelló y no conforme con eso la dejó tendida en el asfalto para que muriera. Si no me cree, venga conmigo para que se convenza.

– Señora, eso no ocurre ni en los cuentos de terror, pero para que esté tranquila la acompañaré adonde usted quiera.

Caminaron alrededor de cinco minutos, hasta que Braulio alcanzó a ver la silueta de un pequeño cuerpo que descansaba en el medio de la carretera. Se trataba de una pequeña cuyo cráneo estaba destrozado.

Sin mediar palabra, el hombre corrió hasta su automóvil, se subió y encendió el motor con el propósito de huir de ahí.

– No volveré a leer más cuentos de terror, lo prometo.

Exactamente 15 minutos después, vio a través del retrovisor, la figura de aquella niña, quien le decía:

– Vas a morir, vas a morir.

Esa frase se le incrustó en su subconsciente. A tal grado que detuvo el auto y del maletero sacó una llave Stillson para acallar esa «vocecita». La masa encefálica se esparció por todo el interior. La policía encontró su cuerpo sin vida, cosa que les sorprendió, dado que según sus registros aquella era una zona despoblada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *